Devocionales para La Familia #2

Español

»Escucha, oh Israel, el Señor es nuestro Dios, el Señor uno es. Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza. Estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón. Las enseñarás diligentemente a tus hijos, y hablarás de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Las atarás como una señal a tu mano, y serán por insignias[b] entre tus ojos. Las escribirás en los postes de tu casa y en tus puertas.

Deuteronomio 6:4-9, NBLA

The purpose of family devotions is to teach the family to love God. To accomplish this, the family must make God’s word their focus of coversation and the principle that guides their lives. This devotional is made to help you do that.

El propósito de los devocionales para la familia es enseñarle a la family a amar a Dios. Para lograr esto, la famili debe hacer de la palabra de Dios el enfoque de sus conversaciones y el principio que guía sus vidas. Este devocional está hecho para ayudarlo a hacer eso.

  • Memoricen el versículo a través del día.
  • A través de la semana, repasen los versículos de los actualizados pasados.
  • Use los iniciadores de conversación para hablar de la palabra de Dios durante la cena.
  • Use los puntos de oración para guiar sus oraciones después de la cena.
  • Cuéntele el cuento a sus niños antes de que se vayan a dormir.

Considere premiar a sus hijos con su dulce o postre favorito por los versículos que memorizan y que recuerdan.

También, considere dirigir a su familia a producier algo creativo para expresar lo que están aprendiendo:

  • Hagan un dibujo o pintura representando la historia o los principios
  • Uses plastilina para hacer una representación de la historia o los principios
  • Uses marionetas, peluches o aún jugetes para actuar una historia
  • Canten una canción relacionada con la historia o los principios (si no pueden encontrar una canción en línea, hagan una nueva)

Versículo para Memorizar

Si memorizar el versículo entero es muy difícil, memoricen solamente la parte subrayada.

 Y he aquí, te quedarás mudo, y no podrás hablar hasta el día en que todo esto acontezca, por cuanto no creíste mis palabras, las cuales se cumplirán a su debido tiempo.

Lucas 1:20, NBLA

Iniciadores de Conversación

  • ¿Usa Dios ángeles siempre para enviarle su palabra a la gente?
  • ¿Dónde encontramos la palabra de Dios hoy en día?
  • ¿Por qué es bueno (beneficioso) para nosotros que creamos la palabra de Dios?
  • ¿Por qué es malo (perjudicial) para nosotros que no creamos la palabra de Dios?
  • ¿Por qué nos recompesa Dios cuando le creemos y obedecemos?
  • ¿Por qué nos diciplina Dios cuando no le creemos y cuando le desobedecemos?

Puntos de Oración

  • Alaben porque Él es digno de confianza.
  • Agradézcanle a Dios por sus bendiciones en nuestras vidas.
  • Pídanle a Dios que les ayude a creer su palabra y obedecerla.

Cuento para antes de Dormir

Basado en Lucas 1:5-25, 57-66

Había un sacerdote llamado Zacarías que tenía una esposa llamada Elisabet. Ellos ya eran viejos y no tenían hijos.

Un día, Zacarías fue al templo para ofrecer incienso [¿Sabes lo que es el incienso? Está hecho de flores y hojas secas que huelen muy bien cuando las quemas]. Mientras Zacarías quemaba el incienso en el altar, se le apareció un ángel. Zacarías tuvo miedo porque el ángel era muy impresionante [Posiblemente, su rostro y su ropa brillaban mucho]. Pero el ángel le dijo a Zacarías que no tuviera miedo porque Dios lo había enviado a darle a Zacarías un mensaje de buenas noticias.

El mensaje era que él y Elisabet finalmente tendrían un niño y que ese niño llegaría a ser un gran profeta de Dios [¿Sabes lo que era un profeta? Un profeta era una persona que le decía al pueblo de Dios la palabra de Dios]. Según el ángel, por la palabra de este profeta, muchas personas se arrepentirían de sus pecados y le pedirían perdón a Dios. El ángel también le dijo a Zacarías que debía llamar al niño Juan [¿Cómo te llamas tú? ¿Quién te dio ese nombre?].

Pero Zacarías no le creyó al ángel; así que, de castigo, el ángel lo hizo mudo por un tiempo [Un mudo es una persona que no puede hablar].

Finalmente, el niño comenzó a crecer dentro del vientre de Elisabet hasta que nació [¿Sabes cómo nacen los niños? ¿Sabes cómo son los niños al nacer?].

Después de que el niño nació, los parientes y los vecinos de Zacarías y Elisabet llegaron a conocer al niño y lo comenzaron a llamar pequeño Zacarías—ellos pensaban que el niño se llamaba como su papá. Pero Elisabet les dijo que el niño no se llamaba Zacarías.

Por eso, ellos le preguntaron a Zacarías cómo se llamaba el niño. Como Zacarías no podía hablar ya que todavía estaba mudo,  escribió en una tablilla que el nombre del niño era Juan. Debido a que Zacarías obedeció a Dios llamando al niño Juan, Dios le dio nuevamente a Zacarías la habilidad de hablar, y Zacarías alabó a Dios [¿Qué es alabar?].

Published by Marcelo Carcach

Marcelo Carcach holds a bachelor's degree in English education, a bachelor's degree in Bible, and a master's degree in Christian education. He has served as Christian missions intern, Christian school teacher, and pastor of youth and children. Presently, Marcelo Carcach serves as Senior Pastor of Iglesia Conexiones.

%d bloggers like this: