Grupo de Conexión 05.09.2021

Conozca a Dios, forme amistades y encuentre apoyo para su vida.

La razón por la cuál hacemos lo que hacemos es que Jesús “fue entregado a la muerte por causa de nuestros pecados, y resucitado para hacernis justos a los ojos de Dios” (Romanos 4:25, NTV) ¡Gloria a Dios!

Sugerencias. Tomen tiempo para saludarse y dar la bienvenida a cualquier participante que sea nuevo al grupo. Pueden compartir café y postre mientras desarrollan la lección.

Part 1. Repase brevemente los puntos principales del mensaje de este domingo (los puntos principales han sido marcados con un asterisco*), y deje que los participantes repasen los otros puntos en sus hogares.

  1. El Señor Jesús nos enseña a orar (Mateo 6:7-13)
  2. Dios es nuestro Padre
    • El antiguo testamento enseñaba que Dios era el Padre de Israel—de los verdaderos creyentes en Israel—a pesar de sus faltas (Isaías 63:16).
    • El Señor quería que sus discípulos vieran a Dios como su Padre, aún y cuando Dios está en el cielo (Él es el Altísimo y el Santísimo).
  3. Dios es un Padre bueno, dispuesto a darnos buenas dádivas (Mateo 7:7-11)*
  4. Dios es compasivo y clemente—que muestra misericordia y gracia (Éxodo 34:6-7)
    • Pero solamente para con los que creen en Cristo Jesús
    • Aquellos que no creen en Cristo recibirán castigo eterno
  5. Dios es amor (1 Juan 4:8)
  6. Ya que Dios es nuestro Padre—bueno, compasivo, clemente y amoroso—debemos ejercer fe en Él cuando oramos (Hebreos 11:6).*
  7. Nuestra fe no debe estar ni en la abundancia de nuestras palabras ni en el poder de nuestras palabras, sino en la persona de Dios, (bueno, compasivo, clemente, amoroso) quien es nuestro Padre (a través de Cristo Jesús). Nuestras palabras no logran nada:
    • Ni describirle en detalle lo que queremos
    • Ni orar en hebreo, latín, griego, etc. (como lo hacen algunas tradiciones religiosas)
    • Ni orar oraciones escritas por alguien más (como algunos libros enseñan, ejemplo: ore estas oración siete veces y esta otra tres veces para ser perdonado)
    • Ni recitar pasajes bíblicos al orar (estos pasajes nos son dados para enseñarnos a orar)
    • Ni usar los nombres (títulos) de Dios (estos nombres nos son dados para que sepamos quien es Dios y cómo es Él)
    • El punto es que las palabras en sí no tienen poder para hacer que Dios responda—Dios responde simplemente porque Él es bueno y porque creemos en Él y su Hijo, Cristo Jesús.
  8. No toda respuesta de Dios es lo que queremos, pensamos, o pedimos:
    • Dios ya sabe lo que en verdad necesitamos aún antes de que oremos (Mateo 6:8)
      • Nuestras oraciones no actualizan a Dios
      • Dios puede tener una opinión diferente de lo que en verdad necesitamos
      • Nuestra confianza de ser en Dios mismo porque Él es bueno: no en nuestras palabras.
  9. Pidamos humildemente lo que necesitamos y dejemos que Dios conteste de acuerdo con su buena voluntad (Mateo 6:11)
    • Dios es bueno a pesa de nuestras circumstancias
    • La humanidad no es buena
    • El mundo no es bueno
    • La vida no es buena
    • Solamente Dios es bueno
    • Aún si nos toca padecer en esta vida como nuestro Señor también padeció (Filipenses 2:8-11, Romanos 8:18).*

Parte 2. Invite a los participaantes a compartir sus respuestas a las siguientes preguntas:

¿De qué manera son relevantes para usted y para el pueblo de Dios los puntos de arriba? ¿Cómo puede usted aplicar estos principios a su propia vida?

Parte 3. Invite a los participantes a compartir sus respuestas a las siguientes preguntas. Los demás pueden responder a los participantes u orar por ellos según el Espíritu Santo los guíe.

¿Qué está disfrutando en su vida? ¿Cómo lo ha bendecido Dios? ¿Cómo ha contestado Dios sus oraciones? ¿Qué cree que Dios quiere hacer en usted? ¿Qué cree que Dios quiere hacer a través de usted?

Tomen tiempo para orar y agradecerle a Dios por cada uno de ustedes.

Parte 4. Invite a los participantes a compartir sus respuestas a las siguientes preguntas. Los demás pueden responder a los participantes u orar por ellos según el Espíritu Santo los guíe.

¿Qué desafíos y dificultades está enfrentando en su vida? ¿Qué cree que Dios quiere lograr en su vida a través de estas pruebas? ¿Qué necesita usted de Dios durante estas pruebas? ¿Cómo pueden sus hermanos y hermanas en Cristo ayudarlo?

Tomen tiempo para orar e interceder los unos por los otros.

Parte 5. A través de la semana, lea cada día dos o tres de los versículos de arriba. Ore acerca de ellos, pidiéndole a Dios que lo ayude a usted y a la iglesia a ponerlos en práctica. Otras cosas que puede hacer con estos versículos incluyen:

  • Hablar sobre ellos con sus familias y amigos
  • Escribir en un diario personal sus pensamientos acerca de ellos
  • Memorizarlos
  • Cantarlos
  • Dibujar o colorear acerca de estos
  • Buscar qué más dice la Biblia acerca de los temas en estos versículos
  • Leerlos en diferentes versiones de la Biblia
  • Compartirlos en la red social
  • Comenzar un blog escrito o por video acerca de ellos

Si tiene comentarios, sugerencias, preguntas o testimonios, puede escribirle al pastor a mcarcach@outlook.com. También puede invitar al pastor a visitar su grupo.

Pastor Marcelo E. Carcach

Published by Marcelo Carcach

Marcelo Carcach holds a bachelor's degree in English education, a bachelor's degree in Bible, and a master's degree in Christian education. He has served as Christian missions intern, Christian school teacher, youth pastor, and associate pastor of family ministries. Presently, Marcelo Carcach serves as Senior Pastor of Iglesia Conexiones.

%d bloggers like this: